Libertador Noticias

Home Sociedad El oficialismo no aprobará a libro cerrado el acuerdo con el FMI
El oficialismo no aprobará a libro cerrado el acuerdo con el FMI
  • Compartir
  • 57

El oficialismo no aprobará a libro cerrado el acuerdo con el FMI

Rebeldía en el Senado.- Tras una reunión convulsionada y crítica hacia la Casa Rosada, la bancada que conduce Mayans decidió que no adelantará una postura hasta no tener el texto definitivo del entendimiento con el Fondo.


A horas de que se conozca el contenido del acuerdo con el FMI, el bloque de senadores del Frente de Todos volvió a enviar señales de rebeldía y decidió que no le garantizará a Alberto Fernández la aprobación hasta no tener el entendimiento definitivo y someterlo al debate de la bancada.


No solo eso. Tras una extensa y tormentosa reunión, en la que casi no se escucharon voces de apoyo al Gobierno, los senadores oficialistas que conduce José Mayans (Formosa) también decidieron que, con el acuerdo en la mano, volverán a reunirse para discutirlo y que, recién entonces, tomará una decisión sobre el rumbo a seguir cuando el acuerdo ingrese al recinto de la Cámara alta.


“La alternativa será entre votar lo que decida la mayoría o dar libertad de acción”, explicó un integrante del oficialismo.


En ese sentido, los senadores oficialistas apoyaron el pedido que Mayans le transmitió hace tres semanas a Sergio Chodos, representante argentino ante el FMI, para que el Gobierno envíe el acuerdo por la Cámara de Diputados.


El envío al Congreso del entendimiento volvió a postergarse. Fuentes de la Cámara baja confirmaron que el texto recién estaría entrando el lunes próximo, para lo que se habilitará de manera especial la Mesa de Entradas en un día feriado, y no este viernes, como prometieron en el Poder Ejecutivo luego de que la fecha del martes pasado también fuera incumplida.


Según confiaron voceros oficialistas, el encuentro de la bancada kirchnerista del Senado fue acalorado y se escucharon varios discursos enfáticos.


Sin embargo, las fuentes fueron coincidentes en que fue un debate sin polémica. Todas las intervenciones fueron críticas a las negociaciones con el FMI, a las condiciones que se conocieron con la filtración del supuesto borrador del entendimiento y hasta a la gestión presidencial de Alberto Fernández, aseguraron.


Tampoco faltó la postura extrema del kirchnerismo que rechaza cualquier tipo de negociación porque considera que la deuda tomada por Mauricio Macri es ilegal, ya que no fue aprobada por el Congreso, y que, encima, fue “fugada al exterior” para favorecer a empresas y amigos del expresidente.


Los sorpresivo fue que, en este primer encuentro del año, la propuesta tuvo un fuerte acompañamiento por parte de varios miembros del bloque, según coincidieron las fuentes consultadas.


Sobre este punto, los senadores oficialistas también decidieron hacerle llegar al Poder Ejecutivo el mensaje de que el tema de la irregularidad del préstamo que recibió Macri debe quedar asentada de alguna forma en las negociaciones y cuando se envíe el entendimiento al Congreso.


Tras una larga hora de catarsis, comenzaron a ganar el centro de la escena las voces más racionales que, sin dejar de coincidir en el tono crítico de quienes los habían antecedido en el uso de la palabra, plantearon la necesidad de tener más precisiones antes de seguir con las diatribas.


Dejemos de discutir por algo que todavía no conocemos. Esperemos a que llegue el acuerdo y entonces ahí nos volvemos a reunir para discutirlo y ver qué hacemos”, fue el planteo que terminó primando cuando la reunión de bloque entró en su recta final.


Según confiaban ayer en usinas oficialistas del Senado, y es una creencia extendida en varias bancadas, el gobierno demora el envío del acuerdo porque todavía no está cerrado. De hecho, en el Congreso ya se da como una “versión vieja” que habría quedado superada el borrador que circuló al principio de esta semana.


No obstante, el clima en el bloque oficialista es cada vez más hostil hacia la negociación que lleva adelante el Gobierno, que parece ir perdiendo apoyo interno con cada día que pasa.

“Me llama la atención la cantidad de gobernadores, y no te habló de los ‘kirchneristas’, que no ven con buenos ojos el acuerdo”, le comento a este diario una senadora oficialista no sin cierta nota de asombro en su voz por falta de apoyo a Alberto Fernández de los caudillos provinciales y mientras hacía con los dedos de sus manos el gesto de las comillas en el momento que mencionaba la palabra kirchneristas.






TE PUEDE INTERESAR