Libertador Noticias

Home Sociedad Crearon en la Argentina una solución novedosa para conflictos legales y se hicieron millonarios
Crearon en la Argentina una solución novedosa para conflictos legales y se hicieron millonarios
  • Compartir
  • 53

Crearon en la Argentina una solución novedosa para conflictos legales y se hicieron millonarios

  • - 2022-02-28 - Modificado el 2022-02-28

El emprendimiento tiene un fuerte desarrollo tecnológico y ya operan en 12 países latinoamericanos. Permite iniciar demandas a personas o empresas sin capital para hacerlo.


La iniciativa de los dos argentinos nació al explorar mercados alternativos a partir de una confluencia de intereses legales, financieros y tecnológicos.

El match de sus perfiles académicos le dio forma a la novedosa idea en el país de financiar litigios para resolver conflictos legales. Fundaron Qanlex (https://www.qanlex.com/es/), una startup tecnológica que opera como fondo de inversión (gracias a un software que “analiza” millones de casos) para ofrecer financiamiento a quienes quieran llevar casos a la Justicia, en marzo de 2020. 

Se convirtió en el primer fondo de inversión tech especializado en litigios en el derecho continental.

La pandemia aceleró los procesos de digitalización de los poderes judiciales, lo que habilitó un caudal de información que ayudó a robustecer nuestro desarrollo tecnológico. En todo momento, confiamos ciegamente en ser el futuro de este mercado naciente” .

¿De qué se trata la financiación de litigios?

La industria de la financiación de litigios o litigation finance es un fenómeno relativamente nuevo y de muy rápido crecimiento a nivel internacional que consiste en la provisión de fondos por parte de un tercero ajeno al conflicto para llevar a cabo una demanda legal meritoria.


La operatoria consiste en adelantar capital al demandante (empresas, individuos y estudios jurídicos) a cambio de un porcentaje menor de la sentencia.


“De esta manera, ayudamos a nivelar la cancha para que aquellos actores con menor capacidad financiera puedan llevar adelante reclamos meritorios que nunca hubieran visto la luz de la Justicia por falta de acceso a capital”, describe Fernando.


Además, es una forma para que las empresas, aún con liquidez, eviten destinar recursos a procesos legales que no forman parte de su actividad esencial. “La mayor ventaja para el demandante es que esta financiación no constituye un préstamo o deuda, por lo que si la demanda nunca se cobra se extingue la obligación de repago y la pérdida la asume Qanlex”, suma Yago.

”Hacemos un aporte de capital contingente al resultado, es decir, solo cobramos si a quién financiamos le va bien. Es un win-win para ambas partes. Tenemos capacidad para hacer inversiones desde 10.000 dólares hasta varios cientos de miles, dependiendo el proceso y la cuantía reclamada”, le explican a este medio.


En cuanto a la falta de desarrollo a nivel local, comentan que la incertidumbre jurídica, el historial de saltos devaluatorios y una capa de volatilidad a las inversiones en reclamos con pagos en moneda local hacen que Argentina no sea el terreno más fértil para el desarrollo de esta industria.

“Estos riesgos sistémicos los suavizamos al operar en varios países, siendo que se trata de activos cuyo riesgo no se correlaciona entre sí”, señalan.



TE PUEDE INTERESAR