Libertador Noticias

Home Sociedad Despidieron en caravana a entrerriano que luchó contra incendios en Corrientes
Despidieron en caravana a entrerriano que luchó contra incendios en Corrientes
  • Compartir
  • 65

Despidieron en caravana a entrerriano que luchó contra incendios en Corrientes

A bordo de una 4x4 con un tanque de agua, una bomba motor y la firme decisión de ayudar, llegó cuando más se lo necesitaba. Lo apodaron “el loco de la camioneta. Lo correntinos lo despidieron como a un héroe, con una emotiva caravana.


Los correntinos de una de las localidades más afectadas por los incendios durante las últimas semanas despidieron con alegría y a base de bocinazos al "Loco de la camioneta", el entrerriano de 44 años que, sin dudar un segundo, abandonó su hogar, adaptó su vehículo y emprendió viaje a Corrientes con el fin de ayudar a combatir el fuego.


Se llama Martín Fernández, pero todo el pueblo de San Miguel lo recordará como el Loco de la camioneta: el loco que, envalentonado y triste por la emergencia ígnea y el aplastante fuego que arrasó con 10% del territorio correntino, dejó la comodidad de su casa en Concordia, Entre Ríos, para poner el hombro en el combate de las llamas, publica el diario El Litoral.

No cualquiera podría abandonar a su pareja, sus hijos y la comodidad del día a día para ir a luchar contra las llamas, el calor, el humo y el sofocamiento como lo hizo Martín.

Con la firme decisión de ayudar, adaptó su camioneta 4x4, cargó un tanque de agua de 1.000 litros y una bomba motor. Tras buscar información sobre las zonas con mayor necesidad de asistencia, fijó rumbo: el destino fue la localidad de San Miguel.


Martín es comerciante, está casado con Carolina y tiene dos hijos menores Camilo y Fátima. Toda la familia lo apoyó, Carolina le dijo que, si lo sentía en el corazón, no había nada más que hablar. Su hijo le preparó el equipo de mate, infaltable para el largo viaje. "Me mandé para Corrientes", dijo el hombre, que no podía quedarse de brazos cruzados.

Llegó el 18 de febrero, en el peor momento de los incendios forestales. Cuando las primeras lluvias llegaron para alivianar la situación, la urgencia de la tarea de Martín fue llegando a su ocaso. Su familia fue al pueblo de San Miguel y el reencuentro en plena ruta, bajo las tan anheladas lluvias, fue un abrazo.


Tras semanas peleándole al fuego cara a cara y junto a decenas de vecinos, bomberos y brigadistas, Martín abandonó San Miguel, pero con algo cambiado dentro. "Me estoy llevando un tremendo aprendizaje de toda esta experiencia. Me llevo el cariño y el respeto de esta gente, pareciera que las conozco de toda la vida, por cómo me han tratado", relató con alegría en la voz, quien quedó "enamorado de San Miguel".

La tan famosa camioneta tiene "trofeos de guerra": se lleva un montón de rayones por todos lados, cicatrices que se portan con orgullo.

“La gente de San Miguel recordará al Loco de la camioneta como lo que es: un loco bueno de los que no abundan, un héroe y la inyección de esperanza que el pueblo recibió cuando más lo necesitaba”, completa la crónica del diario correntino. (EO)


TE PUEDE INTERESAR