Libertador Noticias

Home Internacional Biden dijo que Putin es un "criminal de guerra"
Biden dijo que Putin es un "criminal de guerra"
  • Compartir
  • 69

Biden dijo que Putin es un "criminal de guerra"

Ucrania y Rusia negocian un posible acuerdo de paz, aunque siguen los ataques. Estados Unidos prometió más armas para el ejército ucraniano, mientras Putin dice que la operación va de acuerdo al plan.


Mientras en el plano diplomático, Rusia y Ucrania continúan las negociaciones de paz, en el terreno, las ciudades ucranianas siguen bajo ataque del ejército ruso, que cada vez es más violento y tiene menos precisión.

En un significativo cambio de retórica, hoy el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que Vladimir Putin era un "criminal de guerra". La Casa Blanca rápidamente trató de bajar el tono de las declaraciones, diciendo que el presidente "había hablado desde el corazón".

El Kremlin reaccionó rápidamente y dijo que Vladimir Putin, se trataba de una "retórica inaceptable e imperdonable", según la agencia de noticias Tass.

Las declaraciones de Biden se produjeron en un día particular: más temprano, el presidente ucraniano Volodimir Zelensky había hecho un dramático pedido de ayuda ante el Congreso norteamericano.


"Recuerden el 11 de septiembre" instó Zelensky y dijo que "Rusia ha convertido el cielo ucraniano en una fuente de muerte para miles de personas". Además, el mandatario insistió con la necesidad de crear una zona de exclusión aérea sobre su país, una idea que ha sido sistemáticamente rechazada tanto por los EE.UU. como por la OTAN, ya que creen que eso podría llevarlos a un enfrentamiento directo con Rusia.


Es probable que el emotivo discurso de Zelensky -que duró alrededor de 20 minutos- haya generado presión sobre Biden, que se comprometió a entregar u$s 800 millones en ayuda militar -incluyendo drones, misiles Stinger, sistemas antiaéreos vehículos blindados, municiones, y pequeñas armas- para Ucrania a repeler el ataque ruso.


Por otra parte, la Casa Blanca volvió a advertir a Moscú sobre eventuales consecuencias si decide utilizar armas químicas o biológicas, algo que cada vez preocupa más a los estadounidenses y la OTAN.



Sólo hoy, las autoridades ucranianas acusaron a las fuerzas rusas de bombardear un teatro en Mariúpol (una ciudad completamente sitiada), que servía de refugio; y de atacar un convoy con civiles que intentaban salir de Mariúpol rumbo a Zaporiyia.

La fiscalía general también acusó a soldados rusos de matar a 10 civiles que estaban haciendo cola para comprar pan en la ciudad de Chernígov. Más de 3.000.000 de personas han escapado de Ucrania en sólo 22 días de conflicto.

Pero en el plano diplomático, las negociaciones de paz se mantienen e incluso las autoridades reportan signos de avances, aunque el escenario sigue siendo bastante incierto. El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que "en el terreno" no ven ninguna señal de que Rusia quiera participar en las negociaciones de paz "de buena fe". La Casa Blanca tampoco está viendo señales de desescalada.


Según informó el Financial Times, Rusia y Ucrania están trabajando en un plan tentativo de 15 puntos que incluye un cese al fuego y el retiro de las tropas rusas, si Ucrania toma una postura de neutralidad militar y acepta ciertos límites a sus fuerzas armadas.

Mykhailo Podolyak, uno de los principales asesores de Zelensky, le dijo al FT que cualquier acuerdo implicaría la retirada total de las tropas rusas, incluso de aquellos territorios que capturaron durante la invasión, como los del sur.

Ucrania también se tendría que comprometer a no albergar bases militares extranjeras o armamento. Como contrapartida, se le permitiría la protección de países aliados como EE.UU., Reino Unido o Turquía.


El cambio de retórica de Zelensky, que en estos días reconoció que Ucrania no será miembro de la OTAN, puede ser un compromiso en ese sentido. En un paso más, ayer ante el Congreso norteamericano propuso crear "nuevas instituciones, nuevas alianzas" -tal vez una OTAN paralela, aunque no lo explicitó- que puedan desactivar rápidamente los conflictos.


Si bien la Constitución ucraniana compromete al gobierno a buscar la integración con la OTAN, es posible que pueda llegar a haber algún compromiso en ese sentido, teniendo en cuenta la negativa rotunda de la alianza militar a enviar fuerzas para defender Ucrania o establecer una zona de exclusión aérea.


Zelensky dijo que las negociaciones con Rusia estaban empezando a sonar "más realistas" y el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que se estaba debatiendo un modelo de neutralidad basado en los estatus de Austria o Suecia.

Más allá de las declaraciones, algunos funcionarios ucranianos creen que simplemente podría ser una estrategia de Rusia para ganar tiempo mientras sus fuerzas se reagrupan.

De hecho, mientras siguen las negociaciones, Putin dijo que "la operación [militar especial] se desarrolla de manera exitosa. En estricta conformidad con los planes aprobados", aseguró. "Nunca permitiremos que Ucrania se convierta en una base para acciones agresivas contra nuestro país", agregó.



TE PUEDE INTERESAR