“No hay plata”: proponen no pagar el aumento de un impuesto de Axel Kicillof

Exigen una marcha atrás.- En una asamblea en Salto, más de 100 productores pidieron que se retrotraiga a un máximo de 200% el incremento del inmobiliario rural que, según los ruralistas, en realidad llegó en las boletas con subas de hasta el 500%

Más de 100 productores que se reunieron esta tarde noche en la localidad bonaerense de Salto propusieron al término de una asamblea que no se pague el impuesto inmobiliario rural que vence este martes y miércoles y que vino con subas, según denunciaron, de hasta el 500% por parte del gobierno de Axel Kicillof.

“Lo que se propuso es no pagar hasta tanto no se revea el monto del aumento”, dijo a LA NACION Patricio Molle, presidente de la Asociación de Productores Rurales de Arrecifes, que estuvo en el encuentro. Según se leyó al término de la asamblea no habrá pago hasta tanto se ponga un máximo de 200% “total”Además del inmobiliario rural, quieren que se limite el incremento del inmobiliario urbano, patentes y se quite el impuesto inmobiliario rural complementario. Este último lo que hace es sumar distintas partidas.

“No hay plata para pagar; no arrancó la cosecha y no hay disponibilidad de dinero”, agregó el ruralista. La convocatoria de este lunes fue impulsada por las sociedades rurales y asociaciones de productores de Colón, Rojas, Salto, Capitán Sarmiento, San Pedro, Pergamino, Arrecifes, San Antonio de Areco y Baradero. Al margen de las entidades que llamaron a la reunión, terminaron asistiendo productores de otras localidades, autoconvocados y representantes de Federación Agraria Argentina (FAA), según indicaron a este medio. No hubo autoridades de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) a pesar de que fueron invitadas y las rurales bonaerenses están integradas a la entidad.

“Yo no lo voy a pagar”, señaló Alberto Del Solar Dorrego, presidente de la Sociedad Rural de Rojas. Los asambleístas pidieron que se pusiera de manera explícita la “negativa” a pagar la primera cuota hasta que se retrotraiga a un máximo de 200%, se elimine la quinta cuota establecida y se restituyan los beneficios por buen contribuyente y débito electrónico. Según han dicho los productores, esto último significa descuentos que llegaban sumados al 20%.

Del Sola Dorrego señaló que la propuesta de la asamblea tiene que llegar a las entidades: “Que acompañen a los productores”. Según dijo, se va a impulsar que, si no hay una respuesta favorable de la provincia, se llame a otra asamblea, ya más grande. “Vamos a hablar con los representantes de Carbap; hoy no vino nadie de ellos”, expresó. Tampoco lo hicieron miembros de la Mesa de Enlace.

Agregó que ven “callados” a los intendentes frente al reclamo y dio su versión sobre esto último. Dijo que como la provincia coparticipa, mientras más se aumente más dinero reciben los municipios. Molle, en tanto, indicó que la convocatoria a otra asamblea, si no hay respuestas, debería ser en 10 a 15 días. “Hay productores con varias partidas [con el impuesto rural complementario] con aumentos superiores al 500%”, afirmó.

Lo que dice la provincia
En tanto, para el gobierno bonaerense, las boletas que llegaron a los productores para el pago del inmobiliario rural “tienen los porcentajes” que corresponden y están bien confeccionadas.

Así lo expresaron a este medio desde el Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense, que conduce Javier Rodríguez. En los últimos días hubo tensión entre la Mesa de Enlace provincial y el gobierno de Axel Kicillof porque, según las entidades, hay errores y terminaron llegando incrementos incluso superiores al 500%.

“La Mesa de Enlace de la Provincia de Buenos Aires, integrada por la Sociedad Rural Argentina, Federación Agraria Argentina, Carbap y Coninagro, reitera el pedido al gobernador Axel Kicillof de postergación del vencimiento de la primera cuota del inmobiliario rural dada la enorme cantidad de inconsistencias encontradas en las boletas emitidas por ARBA”, dijo la agrupación ruralista.

“Dichas irregularidades en muchos casos traspasan los topes aprobados en la ley fiscal 2024 para las distintas escalas de establecimientos rurales. Desde la Mesa de Enlace bonaerense manifestamos que, de no corregirse dichas inconsistencias, en las boletas del Impuesto Inmobiliario Rural, se declarará en estado de alerta, ante la imposibilidad de afrontar por parte de los productores tales incrementos. La capacidad contributiva de los productores está agotada, y cualquier aumento excesivo promoverá el accionar frente a lo que se considera un verdadero atropello”, agregó la dirigencia bonaerense.

En este marco, desde Desarrollo Agrario dijeron: “Están dentro de la ley [las boletas], no hay nada por encima del 500%”. Agregaron: “Son los porcentajes que corresponden”.

Vale recordar que en la legislatura provincial se aprobó una escala de aumento según la base imponible: hasta $3.544.400, un 140%; hasta $8.127.288, 180%; hasta $19.986.324, un 190% y; hasta $198.940.000, el 200% de incremento. Después de los $198,9 millones no hay tope para los aumentos y estos han llegado, según los productores, a superar el 500%. En rigor, a la valuación de 2012, hecha por el exgobernador Daniel Scioli, se le puso una nueva base imponible multiplicada por 12,3%. Desde Desarrollo Agrario explicaron: “El tope del 200% está aplicado sobre la cuota a pagar”. (ln)

También puede gustarle...