I Graduación 2024: Culto de Acción de Gracias

El viernes 7 de junio, en la Universidad Adventista del Plata (UAP), se llevó a cabo un programa centrado en la espiritualidad y la gratitud en el marco de la celebración de la primera graduación del año.

Este significativo programa comenzó con las palabras de bienvenida a cargo del Dr. Milton Mesa, vicerrector Académico de la UAP, quien se refirió a los graduandos, sus familias y docentes de la institución.  

El Prof. Eduardo Valentini, director de la educación de la Unión Argentina (UA), representó al equipo de Gestión del Sistema Educativo Adventista inaugurando un espacio para la entrega de medallas de reconocimiento a los alumnos que estudiaron en una Institución Adventista en todos los niveles de la educación formal. El Pr. Darío Caviglione, presidente de la UA, acompañó este momento especial de la trayectoria de los graduandos dedicando unas palabras sobre los valores de las instituciones adventistas que través de la Biblia y el deseo de Dios de preparar corazones para, una vez concluida la etapa académica, poder servir al Señor.

El Lic. Eduardo Valentini y el Pr. Darío Caviglione en el Culto de Acción de Gracias.

Luego, se llevó a cabo un informe misionero a cargo del Pr. Lucas Muñoz, Coordinador del Servicio Voluntario Adventista (SVA) de la Unión Argentina (UA), con el propósito de reconocer a los graduandos que han servido en el campo misionero y a aquellos que próximamente emprenderán viaje hacia la misión. Se entregaron certificados y gratificaciones a cada uno de ellos. Además, se les incentivó a aquellos que también se están graduando para que vayan a cada lugar llevando un servicio de excelencia, amor y esperanza.

Graduandos en el Culto de Acción de Gracias.

El mensaje central fue presentado por el Lic. Rodrigo Milla, capellán de la Facultad de Humanidades, Educación y Ciencias Sociales (FHECIS) en la UAP, quien se dirigió a toda la comunidad de graduandos sobre lo que significa la institución como el lugar donde se han forjado las historias de cada uno de ellos, con lo que cada uno partirá hacia una nueva etapa de la vida con un bagaje significativo de experiencias, vínculos y enseñanzas, dijo: «Dios realiza milagros y continuará haciéndolo a quienes a través de la fe caminen con él. No tenemos nada que temer acerca del futuro, a menos que olvidemos cómo Dios nos ha conducido en el pasado. Por lo tanto, al salir de este lugar, cargá un “equipaje” repleto de sueños, experiencias, amistades y decisiones, junto con el espíritu de servicio al Señor. La Universidad Adventista del Plata se ha convertido en un gran semillero para cumplir tus sueños y compartir la luz al mundo. Esta noche es una noche de fiesta, de tomar la decisión de poner el título al servicio de Dios».

Como cierre del evento, se obsequió a cada graduando un lápiz acompañado de una semilla, simbolizando metafóricamente que el proceso de aprendizaje da frutos y semillas, marcando así un ciclo continuo de inicio y renovación.

 

También puede gustarle...