Libertador Noticias

Home Policiales Rosario: Novios procesados por narcotráfico y show de cumbia en un salón exclusivo
Rosario: Novios procesados por narcotráfico y show de cumbia en un salón exclusivo
  • Compartir
  • 99

Rosario: Novios procesados por narcotráfico y show de cumbia en un salón exclusivo

La previa del triple crimen.- Tras la fiesta fueron acribillados a balazos un hombre de 33 años y su beba. Poco después hallaron a su pareja calcinada en un auto.

Este sábado en el que fueron asesinados un hombre, su beba y su pareja, tiene aún varias incógnitas para los investigadores. La mecánica del ataque refuerza la hipótesis de un ajuste narco.

En primer lugar llamó la atención la situación de los protagonistas del evento. Los novios, identificados como Brisa Milagros Leguizamón Ferreyra y Esteban Enrique Rocha, más conocido como "Pinky", fueron procesados en una causa por narcotráfico por la Justicia Federal de Rosario.

Los acusan de ser parte de la banda liderada por "La Tata" Medina, desarticulada en 2019 tras más de 50 allanamientos. Según confirmaron fuentes judiciales a Clarín, ambos comenzarán a ser juzgados en febrero.

La mujer espera el inicio del debate con arresto domiciliario, beneficio al que accedió por tener hijos menores de edad. Su ahora esposo fue excarcelado en 2019. "La Fiscalía apeló esa decisión y la Cámara le dio la razón. Pero luego la defensa recurrió a Casación y logró seguir fuera de la cárcel", señalaron fuentes del caso.

Su situación judicial no les impidió organizar el casamiento. Además de la contratación de las instalaciones del country Campos de Ibarlucea, en redes sociales se pudo ver que varios invitados hicieron la previa en Puerto Norte, un sector de torres de alta gama sobre a la costanera central de Rosario.

Desde allí fueron hasta el barrio cerrado ubicado sobre la Ruta Provincial 34-S y entonces empezó la celebración. A la hora de la música en vivo, los novios apostaron al baile y se aseguraron la presencia de dos ex cantantes del Grupo Cali, uno de los referentes de la cumbia santafesina.

Una de las bandas que se subió al escenario fue la de "Chanchi y los Auténticos". La otra fue la de Sergio Torres. El año pasado, este último estuvo como invitado al cumpleaños 18 de Uriel Luciano Cantero, hijo del fallecido líder de Los Monos, en una casa de la localidad de Roldán.

El evento realizado en febrero generó polémica por la prohibición de reuniones debido a la pandemia de coronavirus y el descargo en redes sociales de Lorena Verdún, la madre de "Lucho".

En ese contexto, el representante del cantante admitió entonces que el artista tiene una relación de larga data con la familia señalada como líderes de "Los Monos" y que tocó para ellos en varias ocasiones. Sin embargo, negó haber violado las medidas sanitarias.

Para el cumplimiento de la orden judicial, Leguizamón Ferreyra había fijado domicilio en Rueda al 200 bis, en la zona sur de Rosario. En el barrio Tablada, no muy lejos de allí, vivía Iván Maximiliano Giménez, el hombre de 33 años al que mataron junto a su beba cuando se iba de la fiesta en Ibarlucea.

Entre los cabos sueltos en el trasfondo del triple crimen al noroeste de Rosario, resta saber si la joven contaba con autorización para dejar la casa donde debía cumplir la orden judicial. Fuentes judiciales señalaron que tras el hecho se solicitó la revocación de la excarcelación y de la domiciliaria.

Por otra parte, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) informó que el testimonio de los invitados a la boda es uno de los elementos que buscan para esclarecer el hecho.
Ataque, muerte y misterio

En primera instancia, los investigadores constataron que Giménez se fue del barrio Campos de Ibarlucea con su pareja y la hija de ambos, de apenas un año, a bordo de un Audi TT.

El padre de la beba iba al volante cuando le dispararon desde una camioneta que se puso a la par sobre la Ruta Provincial 34-S. Tanto el conductor como la niña fueron trasladados al Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria en una camioneta por una persona que los asistió, pero llegaron sin vida. Habrían recibido entre ocho y diez impactos de bala.

Lo que pasó con la mujer, identificada por fuentes del caso como Érica Vanesa Romero (37), es aún un misterio.

Una versión informada por la agencia Télam indica que la mujer fue hasta el hospital a bordo del Audi, pero tras recibir la confirmación de las muertes dejó el lugar. Otra hipótesis es que fue secuestrada tras el primer ataque.

Lo concreto es que un rato más tarde la Policía encontró en un camino rural cercano a Ibarlucea el Audi quemado y con un cuerpo de mujer calcinado en el asiento del acompañante. El fiscal del caso, Gastón Ávila, solicitó una autopsia para confirmar su identidad.

Al margen de los exámenes forenses y el análisis de las vainas servidas de proyectiles calibre 9 milímetros recolectadas en el lugar del crimen, el gabinete criminalístico fue a entrevistar a las personas que asistieron al casamiento.

Los investigadores también buscan conocer más detalles sobre la lista de invitados. Según informó el diario La Capital, en la fiesta había unas 300 personas. Entre ellas habría algunos integrantes del clan Cantero.


TE PUEDE INTERESAR