Libertador Noticias

Home Sociedad El sueño de ser veterinaria y “su última huella enorme”: la historia de Isabella, que murió al caer de un colectivo en La Plata
El sueño de ser veterinaria y “su última huella enorme”: la historia de Isabella, que murió al caer de un colectivo en La Plata
  • Compartir
  • 55

El sueño de ser veterinaria y “su última huella enorme”: la historia de Isabella, que murió al caer de un colectivo en La Plata

  • - 2022-02-10 - Modificado el 2022-02-10

"Es lo que hubiera querido", escribió la mamá en Facebook respecto de la decisión de donar los órganos de la joven de 18 años. Era su primer día de Facultad.

Isabella Marino tenía 18 años. Murió el lunes al caerse de un colectivo en movimiento en la ciudad de La Plata, en circunstancias que se investigan. Y su tragedia causó gran conmoción en la ciudad de Trelew y el valle, en Chubut, donde había nacido.


En su despedida en Facebook, su mamá Carolina Jones contó que decidieron donar los órganos de Isabella. “Quiero contarles que no quiso irse de este plano sin dejar su última huella enorme”, escribió, y agregó: “Como última tarea Isa le devolvió la vida a una mujer de 37 años y a dos hombres de 39 y 49, quienes recibieron en forma directa e inmediata órganos que le permitirán seguir viviendo”.


Isabella había viajado por primera vez de Trelew a La Plata para estudiar. El lunes era el primer día del comienzo del camino para cumplir su sueño: ser veterinaria. Había viajado el fin de semana para comenzar el curso de ingreso a la facultad


Nacida en Gaiman, Isabella había ido a la escuela secundaria agrotécnica de Bryn Gwyn, una pequeña ciudad ubicada en la denominada “zona de chacras”, en las afueras de Trelew. Su papá, Guillermo Marino, es un dirigente político reconocido que ocupó cargos en la municipalidad de Trelew a principios de 2000, bajo la intendencia de César Mac Karthy. Ahora trabaja en el Instituto Provincial de la Vivienda, en Rawson. La familia es muy conocida en toda la zona. Por eso, las redes sociales se llenaron de solidaridad y recuerdos de la joven.



En familia. Isabella en el centro.


“Tenemos el alma en pedacitos, nos mató un poco a todos ese colectivo hijo de puta que le abrió la puerta en movimiento y velocidad a mi pequeña Isita, provocando que caiga golpeando su cabecita. Nada en el universo puede devolvernos a la personita más especial, distinta, honesta, fresca, alegre, apasionada, compañera, buena persona con todas las letras. Y tantas, tantas cosas más”., continuó el mensaje de la mamá.



Y continuó: “Es imposible describirla, los que la quieren saben de qué hablo. Quiero contarles que no quiso irse de este plano sin dejar su última huella enorme de amor. Como última tarea Isa les devolvió la vida a una mujer de 37 años ya dos hombres de 39 y 49, quienes recibieron en forma directa e inmediata órganos que les permitirán seguir viviendo. Muchas otras personas salvarán su vida o la mejorarán con esta decisión que tomamos teniendo la seguridad de que esto es lo que ella hubiera querido”.


Las causas de la muerte aún se investigan. Una cámara apareció la caída. Isabella cayó del colectivo en movimiento y golpeó duro contra el asfalto. Ese golpe fue fatal. Sufrió graves heridas que a las pocas horas le provocaron la muerte.

Isabella y toda la tristeza por una sonrisa que se apagó muy pronto/Jornada


La tragedia que terminó con la vida de Isabella ocurrió el lunes. Según se pudo reconstruir, ella se tomó un colectivo y, al advertir que circulaba en la dirección contraria a la que ella se dirigía, habría intentado bajarse.

Todo sucedió alrededor de las 13.30 en la calle 60, entre 122 y 123. Ahora, la investigación del incidente está en manos de la Justicia investiga. Hay versiones que indican que el chofer, de 32 años, intentó evitar que bajara. Por el momento, lo imputaron por “lesiones culposas”. La causa penal está a cargo del fiscal titular de la UFI 10 de La Plata, Carlos Vercellone.​






TE PUEDE INTERESAR