Libertador Noticias

Home Sociedad Un nadador cruzó el lago Nahuel Huapi, ida y vuelta, sin protección térmica
Un nadador cruzó el lago Nahuel Huapi, ida y vuelta, sin protección térmica
  • Compartir
  • 59

Un nadador cruzó el lago Nahuel Huapi, ida y vuelta, sin protección térmica

  • - 2022-02-23 - Modificado el 2022-02-23

#deporte. Era un objetivazo, dijo Sergio Salomone, quien contó qué técnica utilizó para no sentir frío.

Sergio Salomone, un experimentado nadador bonaerense de aguas frías, cumplió este martes con éxito el inédito desafío de cruzar el lago Nahuel Huapi, ida y vuelta, sin aislamiento térmico, elemento necesario para contrarrestar la baja temperatura del agua. 

Desprovisto de un traje de neoprene, con el fin de cumplir con una meta que se trazó durante las últimas “tres o cuatro veces” que cruzó este espejo de agua de origen glacial que se encuentra en la zona cordillerana argentina, entre las provincias de Río Negro y Neuquén inició el Cruce Doble 16K después de las 7 de la mañana.


“Creo que es la primera vez que se hace”, contó Salomone, poco después de completar la travesía, según consignó el diario barilochense El Cordillerano, en su sitio web.


“Era un ‘objetivazo’. Porque de allá para acá lo cruzamos diez veces y las últimas tres o cuatro veces, siempre lo tuve en la cabeza. Pensaba ¿podré volver? Para mi cabeza era imposible”, reconoció el experimentado deportista, quien nadó desde la playa del Centro Cívico barilochense, en línea recta, hasta el arroyo Castilla, y luego volvió al punto de partida para completar un total de 16 kilómetros.


De acuerdo a ese mismo medio, demoró cerca de seis horas (2h 55m de ida y cerca de 3h 05m de vuelta), en aguas que tenían una temperatura de entre 14 y 15 grados.


En la vuelta, nadó junto a otros referentes de la disciplina como la santafesina Joaquina Dalmazzo y el bonaerense Lucas Rivet, aunque sus colegas si contaron con la equipación correspondiente.


Salomone destacó además el valor de su logro: “Hay un montón de competencias en el mundo y cada competencia tiene lo que se llama el `árbol de oro´. Ahí se anota la persona más chica en hacerla, la persona con más edad, la persona que lo hizo más veces”.

“Hay distintas ramas del árbol. Ahora yo tengo una ramita que es el primer doble sin neoprene y otra que es cantidades sin neoprene. Con esta, son once”, remarcó.


Además, contó detalles del trayecto dentro de las cristalinas aguas del Nahuel Huapi: “El lago estuvo muy movido, con viento del Este, la temperatura bastante bien. Hubo mucho oleaje para ir, para volver bajó un poco”.

Realizó un trayecto de 16 kilómetros, partiendo desde las playas del Centro Cívico y llegando al mismo lugar.


La técnica para soportar el frío

Salomone explicó que la preparación para este compromiso no fue muy distinta a la que realiza cualquier otro nadador, pese a contar con la dificultad de tener que lidiar con la baja temperatura del agua, que repercute directamente en su físico al no contar con el traje de neoprene.


“Mentalmente, en el agua fría, tengo mi método, que no sé si para todos funciona igual. El cuerpo va sintiendo ciertas cosas, la hipotermia va bajando, te duelen la ingle, las puntas de los dedos, la nuca. A mí, todo eso me pasa también, pero trato de que el cerebro lo registre como algo más, no como algo grave”, explicó.


Sin embargo, reconoció que “en algún momento, se vuelve verdaderamente orgánico” y en ese sentido indicó que la experiencia puede acabarse prematuramente si se detectan señales de hipotermia. “Te sacan del agua, pero hasta ese punto, trato de que lo registre como algo normal, que no me coma la cabeza y no tenga que salir del agua”, detalló.


Cuando me meto no pienso que es agua fría. Pienso que es agua. Agua linda, agua fresca”, insistió y destacó el papel que cumplió la organización del cruce NHL 2022, que se realizó en formato de travesía, no competitivo y asistido.






TE PUEDE INTERESAR