Libertador Noticias

Home Sociedad Corrupción: contratos truchos y los predios fiscales usurpados
Corrupción: contratos truchos y los predios fiscales usurpados
  • Compartir
  • 35

Corrupción: contratos truchos y los predios fiscales usurpados

Tres imputados en la causa de los contratos truchos legislativos, donde se desviaron más de 50 millones de dólares entre 2008 y 2018, tienen construcciones en Puerto Alvear, en el Departamento Diamante, sobre tierras fiscales que pertenecen al gobierno de la provincia.  Se trata de Alfredo Bilbao y del matrimonio Hugo Mena y Flavia Beckman.


Desde principios de 2021 están siendo intimados desde la Dirección de Tierras Fiscales de la provincia, que depende del Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, para que desalojen los predios respectivos. 


En el programa televisivo se mostraron las actuaciones policiales, el acta de constatación y el acta de notificación, el 26 de marzo de 2021, en que fue el propio Alfredo Bilbao el que firmó tal documento.


En mayo de 2021 le dieron 10 días desde la Dirección de Tierras Fiscales, para que desaloje el predio, pero pasó más de un año y ello nunca ocurrió. Es decir, se está hablando de un acto irregular cometido por uno de los ejecutores de la banda de los contratos truchos, al que más propiedades se le encontraron en la investigación encarada por el Ministerio Público Fiscal.


Bilbao y Gustavo Pérez, el exdirector administrativo del Senado entrerriano, tienen inmuebles en Villa Libertador San Martín, en Oro Verde, Paraná y está visto que también en Pueblo Alvear.


Bilbao presentó incluso, ante la Secretaría de Agricultura y Ganadería del Ministerio de la Producción, un recurso de apelación jerárquica contra la intimación recibida, porque, obviamente, considera de una gran injusticia tal acción del gobierno, reclamando las tierras fiscales apropiadas.


En otro predio se encuentra -aunque hace dos meses fue incendiada una parte de la propiedad- del señor Hugo Mena y de Facundo Valentín Mena Beckman, hijo del imputado y de su mujer, Flavia Beckman, también en Pueblo Alvear.


Cuando fueron intimados a desalojar también dijeron que estaban desarrollando allí un proyecto de producción de hortalizas de estación, que tenían en construcción una vivienda familiar y un depósito de herramientas, por lo cual solicitaron continuar con el mismo o bien un tiempo prudencial para conseguir otro terreno. (análisis)




TE PUEDE INTERESAR