Libertador Noticias

Home Locales La UAP celebró los 125 años de ACES
La UAP celebró los 125 años de ACES
  • Compartir
  • 18

La UAP celebró los 125 años de ACES

Del 15 al 17 de julio, en las instalaciones de la Asociación Casa Editora Sudamericana (ACES), el Mag. Horacio Rizzo, rector de la Universidad Adventista del Plata (UAP), participó en los actos celebratorios de un nuevo aniversario de esta publicadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD) en Argentina.


Desde 1904, en el Colegio Adventista de Camarero (que luego se llamaría Colegio Adventista del Plata y hoy, Universidad Adventista del Plata) comenzó a originarse una imprenta que, en ese mismo año, se organizaría legalmente como “La Verdad”, publicadora de la Iglesia Adventista en la Argentina.


Tiempo después se trasladó a Florida, en la provincia de Buenos Aires. A partir de entonces, se realizaron innumerables adelantos, tanto en materia edilicia como de maquinarias donde, con el tiempo, llegaría a ser la editorial que se conoce hoy.


En estos actos se contó con la participación del Pr. Stanley Arco, presidente de la División Sudamericana de la IASD, quien encabezaba un grupo de administradores de su gestión; el Pr. Darío Caviglione, presidente de la Unión Argentina de IASD, quien estuvo secundado por líderes de este campo; como así también, representantes de distintas casas publicadoras de Sudamérica, directores de Publicaciones y público en general.


La Universidad estuvo representada en la persona de su rector, con quien asistieron distintos administradores de esta Casa de altos estudios.


«Tuvimos la alegría de acompañar a la dirigencia de ACES en este acto de recordación, no solo de la instalación de esta editorial, sino también de la primera revista impresa en Sudamérica, El Faro (1898) –explica el Mag. Rizzo–. Es muy caro para nuestra comunidad educativa ser parte inicial de esta historia de ACES, ya que comenzó a funcionar en este campus y que, a pesar de haberse trasladado a Buenos Aires, sigue intacto el vínculo entre ambas instituciones. Pensando en aquella historia incipiente no puedo dejar de pensar que aquellas primeras máquinas de imprenta eran manipuladas por alumnos quienes, además, luego eran los responsables de repartirlas involucrados en la actividad del colportaje. Esta dinámica de diseminar el evangelio a través de las publicaciones sigue siendo la misma hoy que en aquellos tiempos. Cabe destacar que, también, esta actividad forjaba el carácter de los estudiantes y los ayudaba a financiar su formación académica, dinámica que sigue vigente. Esta alianza estratégica entre la UAP y ACES, la distribución de las publicaciones es fundamental para la vida institucional tanto, desde lo filosófico, desde lo formacional y operativo, y desde lo financiero, pensando en los recursos económicos que aporta para el estudiantado».



TE PUEDE INTERESAR