Se realizó el Concilio anual de la UA en el SAP y la UAP

El Sanatorio Adventista del Plata (SAP) y la Universidad Adventista del Plata (UAP) fueron los anfitriones de líderes de instituciones y administradores de todas las regiones del país que se reunieron para tomar decisiones, proyectar, planificar y motivar.

Del 21 al 24 de noviembre, en Libertador San Martín, se realizó esta reunión administrativa que contó con setenta participantes que fueron liderados por el Dr. Darío Caviglione, presidente de la Unión Argentina de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD); Pr. Gabriel Cevasco, secretario Ejecutivo de la UA; y el Cr. Raúl Kahl, tesorero de la Unión.

Este Concilio anual es el equivalente a una Junta Plenaria, que se realiza en el primer semestre, mientras que aquel lo hace en el último período anual. En esta oportunidad se suman otros miembros (a los ya habituales), entre ellos laicos y pastores de diferentes lugares y regiones del país.

Durante estas jornadas se realizaron diferentes reuniones de evaluación, proyección y motivación para el liderazgo de la IASD y sus instituciones. Fue un momento propicio para proyectar y afrontar el 2023, y el resto del quinquenio, hasta el 2025, prosiguiendo con los grandes lineamientos del programa de acción “Yo voy”, y el desafío de llegar a lugares no alcanzados mediante el Plan Misión Global, que en la Argentina se llama “Sembrando Esperanza”.

UAP Noticias dialogó con el Pr. Caviglione sobre el balance que dejó este Concilio, a lo que consignó: «Fue una experiencia valiosa para los miembros y participantes, por la riqueza que tiene este lugar, en lo histórico y denominacional. Poder estar en las dos principales instituciones, el SAP y la UAP, inspiró a las personas. Hemos evaluado, nos desafiamos y compartimos los planes de la IASD para el 2023. Además, tuvimos momentos significativos cuando dedicamos y asumimos el compromiso para la distribución del libro misionero para el 2023 y 2024, «El gran conflicto». También nos comprometimos con el desafío de alcanzar lugares en donde no existe presencia adventista, esto, entre los muchos proyectos que trabajamos en este Concilio y que conforman el plan de acción para los próximos años».

El programa de reuniones contó con instancias de inspiración, motivación y de desafío que involucrará, motivará y desafiará a cada participante en este encuentro.

El Concilio tuvo su cierre en el lugar conocido como Barranca Blanca, lugar de la primera reunión sabática de aquellos primeros pioneros del adventismo en estas tierras. Allí, el grupo, rodeando el monumento existente y descubriendo una placa alusiva al momento, asumió el compromiso de avanzar y completar la obra que los pioneros comenzaron en estas tierras. También, hubo una emotiva ceremonia bautismal que evidenció la salvífica esperanza en el pronto retorno de Jesús.

También puede gustarle...